miércoles, 6 de abril de 2011

LA LIBERTAD




"Ningún hombre es libre si no es dueño de sí mismo"
                                                  (Epicteto)

Los individuos más libres del mundo son aquellos que están dotados del sentido de paz interior. No se dejan desequilibrar por los deseos de los demás o por los acontecimientos externos y son tranquilamente eficaces en la tarea de gobernar su vida.

“Todos vivimos en algún tipo de prisión, unos en un tipo y otros en otro; algunos en una prisión de escasez; algunos en una prisión de remordimiento y resentimiento; algunos en una prisión de miedos ciegos y poco inteligentes; algunos en una prisión de enfermedad. Pero siempre, la prisión está en nuestros pensamientos y no en la naturaleza de las cosas.”
(Emmet Fox)


Puede crecer en el sentido de lograr mayor habilidad de conocer y elegir el bien. Mejorará a base de ejecutar buenas elecciones, pues se crea el hábito de optar por el bien.

Siendo uno mismo, se es libre, y eso es lo que interesa de las personas, que saquen lo que llevan en su interior y lo compartan con las personas que para ellos se lo merecen. 

Creemos que la libertad es algo que nos permite hacer lo que ambicionemos e ir a donde sea, pero esta definición no contempla el hecho de que la persona que más nos vigila y juzga, somos nosotros.

Muy adentro de cada uno de nosotros hay un lugar donde somos libres para resolver elegir ser libres.

 Sentirse libre es eso que no se halla en ningún lugar más que en uno mismo.
Soy libre en la medida que vivo en integridad, me acepto, hago lo que pienso.
La efectiva libertad reside en liberarnos de las dudas, de las restricciones autoimpuestas.

Liberémonos, Amemos la libertad; porque al final la solución a nuestras dificultades comienza por el uso correcto y responsable de ese concepto tan abstracto y necesario que es de la libertad.

Amar a las personas, admitirles ser libres y conservarnos nosotros libres, no pretender dominarlos y no consentir que nos dominen. La vía de la libertad es transcender los límites de sus problemas, sentirse uno con todos los demás, actuar naturalmente. La verdadera libertad es interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada